Y terminó marcha atrás
Axel Kicillof: “Cuando nos enteramos que Suecia pedía médicos, les ofrecimos”

El gobernador bonaerense reveló que se contactaron con autoridades de Estocolmo para ofrecer personal médico en el pico de menos contagios de coronavirus en la Provincia.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof volvió a reunirse este martes con intendentes de la Costa Atlántica para analizar el impacto del coronavirus en la temporada de verano. Luego, en conferencia de prensa, advirtió que habrá nuevas restricciones si los contagios siguen creciendo.

Durante su exposición, el mandatario provincial también sorprendió con una revelación: contó que, en el momento de menor cantidad de positivos en la Provincia, se contactó con autoridades de Suecia para ofrecerle personal médico.

Así lo aseguró cuando le preguntaron por el nivel actual de ocupación de “camas Covid” en el territorio bonaerense. “El sistema público está en un grado de ocupación que nos deja todavía bastante holgados. Pensá que hasta hace poco teníamos médicos de la provincia itinerantes en Neuquén, Santa Cruz”, relató.

Y añadió: “Algo que no trascendió mucho pero cuando nos enteramos que en Suecia, en Estocolmo había problemas y pedían médicos, nos pusimos en contacto porque en aquel momento estaba bajando para ofrecerle por un tiempo porque teníamos una disponibilidad y habíamos crecido en capacidad y experiencia”.

Sin embargo, remarcó que ahora la situación es distinta porque “estamos en el proceso inverso”, ya que “empieza a crecer la ocupación en la provincia de Buenos Aires y reubicaremos y haremos lo que haga falta”.

“El primer esfuerzo es que la gente no se contagie. No se trata simplemente de que podamos ofrecer la cantidad de camas por si esto sigue creciendo. El tema es que no siga creciendo”, cerró.

En las primeras semanas de la cuarentena, la Provincia de Buenos Aires analizó la posibilidad de traer una delegación de médicos desde Cuba para reforzar el sistema de salud. Iban a ser cerca de 200 profesionales, la mayoría venezolanos escapados del régimen chavista que viven allí, pero también bolivianos, peruanos y colombianos.

“Esto nace porque es conocida la capacidad que tiene Cuba de asistir, tiene un sistema de salud reconocido mundialmente, también de desarrollo de medicamentos”, justificó en su momento Kicillof.

Sin embargo, ante la fuerte polémica que generó esta medida, las autoridades bonaerenses decidieron dar marcha atrás. “El costo político por el rechazo argentino a la llegada de profesionales de la isla era más alto que la necesidad real de traerlos”

12/01/2021 17:26 

Actualizado al 13/01/2021 8:47

El gobernador bonaerense Axel Kicillof volvió a reunirse este martes con intendentes de la Costa Atlántica para analizar el impacto del coronavirus en la temporada de verano. Luego, en conferencia de prensa, advirtió que habrá nuevas restricciones si los contagios siguen creciendo.

Durante su exposición, el mandatario provincial también sorprendió con una revelación: contó que, en el momento de menor cantidad de positivos en la Provincia, se contactó con autoridades de Suecia para ofrecerle personal médico.

Así lo aseguró cuando le preguntaron por el nivel actual de ocupación de “camas Covid” en el territorio bonaerense. “El sistema público está en un grado de ocupación que nos deja todavía bastante holgados. Pensá que hasta hace poco teníamos médicos de la provincia itinerantes en Neuquén, Santa Cruz”, relató.

Y añadió: “Algo que no trascendió mucho pero cuando nos enteramos que en Suecia, en Estocolmo había problemas y pedían médicos, nos pusimos en contacto porque en aquel momento estaba bajando para ofrecerle por un tiempo porque teníamos una disponibilidad y habíamos crecido en capacidad y experiencia”.

Sin embargo, remarcó que ahora la situación es distinta porque “estamos en el proceso inverso”, ya que “empieza a crecer la ocupación en la provincia de Buenos Aires y reubicaremos y haremos lo que haga falta”.

“El primer esfuerzo es que la gente no se contagie. No se trata simplemente de que podamos ofrecer la cantidad de camas por si esto sigue creciendo. El tema es que no siga creciendo”, cerró.

En las primeras semanas de la cuarentena, la Provincia de Buenos Aires analizó la posibilidad de traer una delegación de médicos desde Cuba para reforzar el sistema de salud. Iban a ser cerca de 200 profesionales, la mayoría venezolanos escapados del régimen chavista que viven allí, pero también bolivianos, peruanos y colombianos.

“Esto nace porque es conocida la capacidad que tiene Cuba de asistir, tiene un sistema de salud reconocido mundialmente, también de desarrollo de medicamentos”, justificó en su momento Kicillof.

Sin embargo, ante la fuerte polémica que generó esta medida, las autoridades bonaerenses decidieron dar marcha atrás. “El costo político por el rechazo argentino a la llegada de profesionales de la isla era más alto que la necesidad real de traerlos”, le señalaron a Clarín.

El país europeo fue siempre un punto de comparación para las autoridades argentinas. “Si hacíamos lo que hizo Suecia hubiéramos tenido 13.900 muertos”, había señalado el presidente Alberto Fernández a principios de mayo pasado, al anunciar una nueva extensión de la cuarentena.

En ese entonces, para responder a sectores de la oposición que reclamaban una mayor apertura de la economía, el jefe de Estado citó el ejemplo el modelo sueco en comparación con su vecina Noruega.

“Muchos pusieron algún ejemplo de países que no hicieron la cuarentena y dicen que muchos lograron resultados. Y me detengo en el caso sueco. Y lo he comparado con Noruega. Noruega hizo la cuarentena estricta. Suecia tiene tiene 14 veces más muertos que Noruega. Suecia tiene 3175 muertos por Covid y Noruega 218. En muertos por cada 100 mil Noruega tiene 4 y Suecia 3, en cantidad de infectados Suecia tiene 25 mil y noruega 8 mil”, precisó.

“Suecia, usada como ejemplo de terror en Argentina”, señalaron horas después desde los medios de ese país. Rápidamente, desde la Embajada sueca emitió un comunicado donde sugirió no hacer comparaciones.

Compartir