Intendente de Río Tercero: “Si boludeamos con esto, se nos va a ir de las manos”

El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, viene cultivando en los últimos tiempos un alto perfil con sus declaraciones y tras aquella declaración de persona no grata al fallecido ex presidente Carlos Menem, vuelve al centro del escenario con fuertes declaraciones sobre el nuevo brote de coronavirus y dice: “si boludeamos con esto, se nos va a ir de las manos y se nos va a morir gente”, disparó sin rodeos.

Con un tono bastante coloquial y al borde de la polémica, Ferrer intenta despertar el temor de lo que supone un inminente colapso y sostiene: “si el sistema se desborda se van a morir en un pasillo. Es indescriptible lo que eso significa en términos humanos para una familia. Uno lo dice y queda como un loco porque en este momento no lo ves”, comentó.

Seguidamente enfatizó su reclamo por medidas más duras: “yo no puedo controlar cada asado en cada garaje. La forma de hacerlo es suspender la circulación. No lo hago por malo, sino porque sé que si se complica no va a haber camas. Y después va a venir el reclamo de que ‘mi papá se murió en el pasillo’. Me van a putear, pero es mi responsabilidad”, soltó.

“En eso creo que falla el Gobierno Nacional. Nosotros no especulamos, no damos vuelta 15 días para tomar una medida. Si estamos convencidos que hay que cerrar de la 1 a la 7, cerramos y que venga lo que tenga que venir”, criticó el jefe comunal.

Por último, remarcó que “el problema lo tenemos en la clandestinidad. Estoy de acuerdo con un toque de queda, es una buena herramienta institucional. Implica que romperlo es un delito, que es lo que yo venía reclamando, la acción de los fiscales en respaldo a las medidas. Si no se tiene miedo de que apliquen una sanción es muy difícil”, cerró.

Compartir