La Grieta peronista: no habrá pedido de renuncia para Aníbal Fernández y Juan Manzur sale al cruce

El kirchnerismo pide que se banque al ministro de Seguridad, mientras el Albertismo quiere que roden cabezas. (Dibujo: NOVA- Noticias La Costa)

Siguen las polémicas por el desafortunado “tweet” intimidatorio del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, contra el humorista Cristian “Nik” Dzwonik. Desde la Casa Rosada se buscó paz, la cual no apareció jamás.

Desde el entorno del presidente Alberto Fernández, con quien el funcionario involucrado en el escándalo compartió toda la jornada de este pasado lunes, negaron que el tema hubiera sido parte de la conversación durante el viaje de ambos.

https://twitter.com/ChinchuEl/status/1447980929910067202

“Con el pedido de disculpas públicas del ministro a Nik, el tema está terminado”, señalan con aires de bajarle la importancia. Asimismo, se afirmó que el mandatario “no le va a pedir la renuncia” al hombre oriundo de Quilmes.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, fue consultado al respecto este martes al mediodía y tomó distancia del ministro de Seguridad. “Fue muy desafortunado”, sentenció de forma tajante.

Aníbal Fernández había minimizado la polémica al justificar su intervención en las redes. “Dije lo que me parecía respecto de las subvenciones. No hay agravio, no hay ningún insulto a nadie en particular. Nik vive agraviándonos”, afirmó.

Más grietas en el oficialismo

Sin embargo, no todo el oficialismo tiene la misma visión del tema. En Balcarce 50 hay malestar e incomodidad en distintos despachos en lo relativo al episodio con el humorista gráfico.

“Con los problemas que tenemos y se suma una polémica completamente negativa e innecesaria”, apuntaron desde el albertismo. “Era algo completamente evitable, por qué salir a meterse con un tweet que no cambiaba nada”, afirman.

El primer dirigente en salir a posicionarse de manera pública fue el candidato a legislador porteño por el Frente de Todos, Leandro Santoro, a criticar lo sucedido.

“No me gustó, cualquier referencia directa o indirecta a los hijos me parece que no corresponde, no sé qué quiso decir Aníbal, cualquier referencia directa o indirecta a los hijos o a los familiares es inaceptable”, resaltó en medios nacionales.

Ante todo lo referido, el Gobierno nacional sigue sumando falta de coordinación, gestión y estructura. Con las elecciones del próximo domingo 14 de noviembre a la vuelta de la esquina, parece que se empeoran las cosas.

Compartir