La pelea entre Massa y el Chino Navarro: la reducción de planes deja sin caja al vividor de pobres

La coalición de gobierno que tambaleó luego de las primarias encontró en la reducción de los planes sociales un eje en común para el resto del mandato de Alberto Fernández.

En las próximas horas ingresará al Congreso, según anticipó Sergio Massa, el proyecto para convertir esos planes en trabajo genuino. Ya era una de las principales preocupaciones del Ejecutivo antes de la derrota y en las últimas semanas tomó mayor impulso.

En el Gobierno creen que la falta de empleo calificado y de un horizonte de mejora para los seis millones de trabajadores de la economía popular fueron una de las principales causas de los resultados de septiembre.

El Gobierno le dedicó prácticamente toda la semana a esta iniciativa. El jefe de gabinete, Juan Manzur, lanzó el lunes junto a los ministros y la Uocra el programa “A Construir“, que busca convertir planes sociales en trabajo en obra pública. Alberto anunció el programa al día siguiente en el cierre de la Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción.

El Gobierno no sólo habla con la CGT y los movimientos sociales sino que dialoga especialmente con los empresarios para que tomen a los ciudadanos registrados en el Portal Empleo

En el Ejecutivo dijeron que la primera etapa del plan se puso en marcha en agosto con la presentación en Entre Ríos de un programa para promoción del empleo registrado de 250 mil trabajadores rurales denominados “golondrinas“. Este proyecto surgió de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep), de Juan Grabois.

 

La tercera etapa en la que se trabaja, anticiparon en el Gobierno, incluirá al sector gastronómico. Luego buscarán trabajar de acuerdo a la demanda de cada región.

El plan tiene el aval de Cristina Kirchner. Este miércoles, Eduardo “Wado” de Pedro recibió en su despacho a Gerardo Martínez, titular de la Uocra y a Andrés Rodríguez, de UPCN, para hablar de la iniciativa que llega al Congreso.

La cultura del trabajo debe construirse a través del dialogo entre todos los sectores y creando las condiciones necesarias para poder transformar los subsidios, los planes y el permanente acompañamiento del Estado en políticas públicas que generen empleo de calidad“, dijo el ministro del Interior, el funcionario más cercano a la vicepresidenta con despacho en la Rosada.

Wado se había sentado el lunes en la Uocra al lado del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, de la línea albertista, lo que fue entendido en el propio gobierno como un gesto de distensión entre ambos sectores.

Ahora vamos a empezar a ver el shock de empleo“, dijo Moroni este miércoles, luego de un encuentro en el Salón Eva Perón de la Rosada con dirigentes de la CGT y de las dos CTA, Alberto sueña con ver incorporadas a la central de Azopardo después de 30 años.

El Gobierno no sólo habla con la CGT y los movimientos sociales sino que dialoga especialmente con los empresarios para que tomen a los ciudadanos registrados en el Portal Empleo.

Para incentivar a los empresarios, el Gobierno ofrece rebajas de aportes patronales del 90 y 95%. Para gozar de ese beneficio, deben contratar aquellas personas que se están inscribiendo y dejando CV en ese portal. En el Gobierno explicaron a este medio que ya se registraron 2380 empresas y se inscribieron 66.465 personas en busca de trabajo.

Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Compartir