HOMENAJE
Los músicos en pandemia: el arte sana y salva

Noël Gibelli y unas hermosas palabras en honor a aquellas personas que con su labor, nos brindan felicidad.

Por Noël Gibelli, especial para NOVA / Noticias La Costa

Todos ellos vivían de la música, entraban a nuestra casa sin pedir permiso, eran parte de nuestro diario vivir, llenando cada rincón de nuestra casa y de nuestro corazón.

Ellos son músicos, que tuvieron que ganar varias batallas para poder llegar a vivir de su profesión. Muchos haciendo ese camino autodidacta, porque no hay universidad que te enseñe a bailar con el mercado y la industria, siempre poniéndole garra, estudio y mucha vocación.

El 20 de marzo de 2020 una pandemia mundial puso al mundo de cabezas y todos vivimos una situación inesperada, impensada, que en un primer momento parecía reflejar un guión del mismísimo Steven Spielberg.

Como sabemos, la situación fue absolutamente triste para todos y los médicos se convirtieron en héroes y guerreros, dándolo todo por cada uno de nosotros.

Aunque también quiero acordarme hoy de ellos, los músicos. Todos ellos. Desde el artista callejero hasta el productor musical más importante. Todos los músicos, cantantes, productores, directores musicales, que en muchos casos además de perder su trabajo y salir a hacer changas para darle de comer a su familia o en el mejor de los casos “achicarse”, se pusieron de pie, aprendieron el oficio de las redes sociales y salieron alzando la voz, los conocimientos y el arte para acompañarnos una vez más.

Me ha tocado la grata labor de entrevistarlos desde nuestra querida Agencia NOVA, he tenido charlas súper íntimas en las que me comentaban de su lucha, de un diario vivir incierto, de la falta de alimento incluso en sus hogares y de la angustia que sufrían. Sin embargo, a la hora del show todo parecía desvanecerse y sus enormes corazones lo iluminaron todo.

Hoy quiero celebrarlos a ellos, los músicos de nuestro país, los músicos del mundo que son luz, que son canto, que son hombres y mujeres de pie ante la vida y la adversidad.

Y quiero también agradecerles por la compañía, por la cercanía, por el cariño que le dan a la gente en lo público y en lo privado.

El arte sana y salva.

Hoy los celebramos a ustedes, gracias por sus corazones llenos de amor y melodías.

 

 

Compartir