jueves 23 de mayo de 2019 - Edición Nº169

Sociedad | 1 mar 2019

Provincia de Buenos Aires

Comisario detenido por lavado de dinero

Asuntos Internos comenzó a estudiar declaraciones juradas de todos los oficiales de alto rango, así cayó el comisario Brulc.


Tras una investigación iniciada por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad a cargo de Guillermo Berra, a mediados 2017, se pudieron establecer incompatibilidades entre los ingresos reportados por el uniformado y los bienes que ostentaba. ( dato que llamó la atención fue la valoración de sus propiedades declaradas, ya que entre una declaración y otra aumentó inexplicablemente).

Un departamento en Caballito, una casa en Lanús, una camioneta 4×4 y cinco terrenos en la localidad de Esteban Echeverría valuados actualmente en 250.000 dólares: ese es el patrimonio declarado por Adrián Francisco Brulc (49), comisario mayor de la Policía Bonaerense, detenido en las últimas horas habría mas bienes, además de los altos consumos de tarjetas de crédito.

Brulc, está acusado del delito de lavado de activos con una causa a cargo del juez federal Federico Villena. Según los investigadores, el comisario era socio gerente de Logísticos del Lago, una empresa que funcionaba en uno de los terrenos de su propiedad y que se dedica a albergar camiones de gran tamaño y maquinaria.

De acuerdo con las fuentes, "Son todas actividades y dinero que no se condicen con lo que gana como policía. El único ingreso que reportó fue el de su sueldo. Usualmente este tipo de actividades de transporte y logística son fácilmente vinculables al narcotráfico y la sospecha va en ese sentido, aunque todo es materia de investigación." Socios en ese negocio también fueron detenidos en la causa.

Lo determinante: Asuntos Internos le inició un sumario por enriquecimiento ilícito y ante la sospecha de que se trataba de un delito aún mayor, se le dio intervención al juez Federico Villena, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Al momento del comienzo de la investigación, el comisario se desempeñaba como jefe de la Departamental de Almirante Brown pero al filtrase que estaba en la mira, decidieron trasladarlo a Lanús para sentarlo detrás de un escritorio y que cumpliera tareas de numerario hasta que el escándalo estallara. Entonces, comenzó un doble trabajo entre el organismo liderado por Berra y el juez Villena.

Se obtuvo, además, colaboración de la Policía de la Ciudad para realizar escuchas y se llevaron adelante otras pesquisas que confirmaron las irregularidades en el patrimonio de Brulc. Para profunda investigación, desde la provincia se utilizó personal encubierto que se hacía pasar como interesados en el negocio de logística y así obtener más datos.

Finalmente, el magistrado de Lomas de Zamora ordenó la detención del comisario, acusado del delito de lavado de activos. El director de Asuntos Internos, en tanto, ordenó que sea desafectado inmediatamente. Brulc fue capturado en su domicilio de Lanús, donde además de documentación y computadoras de gran valor para la causa, secuestraron un importante arsenal de armas largas y municiones. Los dos socios, por su parte, fueron arrestados en la sede de la empresa de logística, donde también había armas. Fuentes judiciales confirmaron que el comisario se negó a declarar ante el juez Villena; el magistrado tiene ahora diez días hábiles para definir su situación procesal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS