Indignación en las redes
Un hombre tuvo que cargar a su hija enferma para entrar a su provincia

Trato inhumano de la policía ,recibió la familia que había llevado a la pequeña a que reciba su tratamiento médico ya que es paciente oncológica.

INHUMANO

El video de un padre cargando a su hija enferma para atravesar un control de frontera entre dos provincias argentinas generó indignación entre los usuarios de las redes sociales, quienes no comprenden el trato inhumano que recibió la familia que había llevado a la pequeña a que reciba su tratamiento médico ya que es paciente oncológica.

Los protagonistas de esta lamentable historia son Diego y Matilde, papás de Abigail Jiménez, y los policías que custodiaban la frontera entre Santiago del Estero, provincia donde reside la familia, y Tucumán, donde habían viajado para que la nena continúe con el proceso en busca de su recuperación. De regreso, los Jiménez fueron retenidos dos horas en la frontera bajo el rayo del sol y entre las moscas, por lo que el padre decidió ingresar a su provincia caminando con su hija en brazos ya que no lo dejaban ingresar en vehículo. En la secuencia de casi tres minutos se ve al papá con la niña alzada (que llora sin parar) frente a un efectivo del puesto de control limítrofe.

“Yo la traigo siempre y nunca me hacen problema. ¿Aquí, en Termas, me van a hacer problema? Me la llevo caminando”, dice Diego. El uniformado lo mira y, detrás del tapabocas, le pide que “se calme”. “La va a empeorar, señor, por favor”, le dice. “Me voy a llevar a mi hija, aunque sea caminando”, responde el hombre.

“Le pedía que queríamos pasar porque ya hacía bastante calor, encima los bichos…. Pero el policía decía que esperaba orden de Santiago para que pudiéramos pasar. Fue muy feo lo que vivimos con mi hija y cómo está ella ahora. Se asustó muy mucho con el tema de los bichos y tenía miedo de que se le infectaran las piernas”, dijo Matilde. 

Abigail, según el relato que hicieron sus papás, tiene un tumor en la pierna izquierda con el que lucha desde hace cinco años. En 2016, la nena fue trasplantada y, en 2019, tuvo una recaída. “A partir de ese momento tuvo que hacer quimioterapia hasta el 17 de enero de 2020. Después siguió con tratamiento paliativo, porque las quimio le hacían muy mal″, contó la mamá entre lágrimas.

“No se apiadaron del dolor que estaba sufriendo mi hija”, lamentó el hombre que, en un acto de desesperación, decidió cargar a su hija en brazos e ingresar caminando, pasando por delante de los policías. Cuando llegó la autorización del COE, explicaron, un familiar los fue a recoger a la ruta y los alcanzó hasta su domicilio.

Compartir